Categoría: De libros

Los ciudadanos de la Tierra

Hace unos días empecé a jugar un RPG un tanto extraño: Ciudadanos de la Tierra. Es extraño porque es una sátira política (muy sencilla), tiene un diseño urbano y sus personajes son habitantes comunes: el vicepresidente, la madre, el hermano, el paranoico, el panadero, la maestra de yoga (embarazada) o la niña en silla de ruedas. Al inicio peleas contra protestantes, burócratas y hipsters. Normalmente este tipo de juegos usan motivos fantásticos, post apocalípticos o de ciencia ficción; alimentan el bestiario con mutantes, animales gigantes, demonios de otras dimensiones o resurrecciones de alguna deidad menor del medio oriente. El...

Leer más

Claridad

La tortuga nada hacia mí. Creo que ignora que está encerrada en su contenedor de plástico. Arriba de ella está la ventana. ¿Cuántos de nosotros no somos una tortuga como tú, nadando en contra de los plásticos y los vidrios? Uy, ya te vas a poner de metafísico con la prisión del hombre. El escorpión encerrado en el ámbar de los dinosaurios eternos. La tortuga nada hacia mí; recuerdo otro cuento chino, uno más, el último, lo prometo. Las gallinas están celosas porque el amo capturó una enorme tortuga y la llevó a la granja. El amo la alimenta,...

Leer más

El hedor de todos los males

Publicado originalmente en LJA. Una defensa común en las redes sociales es descontextualizar una cita y ponerle el nombre de algún escritor famoso, respetable, preferiblemente ganador del Premio Nobel aunque no es obligatorio. Así, frases como: “Nos mataron pero aún no nos han destruido”, pasan a la historia como los célebres balbuceos de William Faulkner. Si esperamos un poco, después de que algún político las escupa apresuradamente, quizás tengamos el honor de que nos corrija Stephen King: “Sí, la cita es de Absalon, Absalon y la dice un hombre que está medio blando de la cabeza”. El hombre medio...

Leer más

La transmutación de Shakespeare, la traducción del oyente

Publicado originalmente en LJA Mi relación con Shakespeare es un poco extraña. Es cierto que alguna vez estudié letras inglesas; tuve que leerlo, escucharlo en voz de Alfredo Michel y además me presenté a un par de conferencias sugerentes, reveladoras, pero eso sólo fue una fracción de mi vida. He tenido amigos que estudiaron teatro y cuando me han invitado a ver alguna obra (Titus Andronicus, La tempestad) nunca me he negado porque sé que al final algo me va a pasar. Incluso, yo mismo, cuando era un mocoso, estuve en un modesto grupito teatral y lo actué (muy...

Leer más

La historia de sus vidas

Publicado originalmente en La Jornada Aguascalientes. El siguiente libro en mi cajón es Stories of Your Life and Others de Ted Chiang. Muchos amigos lo recomendaron efusivamente y aunque había leído un par de sus historias en internet, no me había animado. Pero ya me animé, como payasito operado por monedas, y los fines de semana y algunas noches, sigo con interés a uno de los representantes más chipocludos de la ficción especulativa (Nota: la ficción especulativa es el cajón grandote donde ponemos varios géneros: fantasía, ciencia ficción, horror). He descubierto en Ted Chiang un profundo amor al lenguaje...

Leer más

Un momento de crítica

Publicado originalmente en LJA. Continúo la lectura del best-seller tristón y decepcionante porque, bueno, soy necio para esas cosas. Una vez que empiezo algo, soy de esos nefastos que deben verlo hasta el final, sobre todo los libros. Pienso que ya no es un halago, mucho menos en estos tiempos donde diversificar, economizar y tratar los tiempos como un muñeco con déficit de atención es muy necesario, incluso deseable, la norma. Eso no quiere decir que mi necedad está presente en otros aspectos de la vida. Cuento las veces que yo, o mis amigos, toman el celular y manosean...

Leer más

Los frutos del minotauro

Publicado originalmente en LJA. En mis ratos libres (iba a poner libros, como poeta funky que juega con la lírica de las palabras y las coincidencias, pero todavía me falta vejez como para abandonar algunas vergüenzas), sigo leyendo la novela de Shaw y descubrí cierto desencanto: en algún momento los personajes dejaron de sorprenderme. Claro, tomó tiempo llegar ahí, quizás unas 300 páginas. En la primera parte, el autor construye un laberinto para sus ratones, y estos pican ciertos botones, pero así como en un laboratorio donde el experimento está estrechamente controlado, lo mejor es la primera parte: el...

Leer más

Tres peticiones y un capricho

Publicado originalmente en LJA. Una persona, a través de Twitter, me pidió que hablara de Tierra Blanca en mi columna. Esa persona no lo sabe, o quizás sí, pero parte de mis raíces, las cuales son un pequeño misterio, están enterradas en Tierra Blanca, Veracruz. Sé poco de ese lugar. Me dijeron que hace un calor infernal y hace muchos años una mujer de ese lugar acarició mi mano y me miró a los ojos buscando el siguiente nivel de un juego. Divago. Algún día irás a Tierra Blanca, me dijeron unas tías, y conocerás esa parte que te...

Leer más

El proceso

Por fin, después de muchos años, estoy releyendo a Kafka y no me duermo durante el proceso (es mejor deshacerse del chiste, de una vez / o quizás no pero ya lo hice y me arrepentiré mañana). Supongo, por la magia de hacerme viejo, ahora encuentro más interesante algunos trucos y algunas sugerencias que Kafka desperdiga por ahí como-quien-no-quiere-la-cosa. La metamorfosis me dejó un sabor rarísimo en la boca, pues terminé pensando que eso podría leerlo un niño para revelar un poco de las horribles preocupaciones adultas pero, siendo sinceros, cuando traté de leerlo a mis diez años, abandonaba...

Leer más