Categoría: Sueños de un dios muerto

1.2

Mi bisabuelo dejó una instrucción: en caso de una calamidad presiona el botón rojo. Parece fácil pero no lo es. El botón rojo se encuentra en Ciudad Central, a unos 1300 kilómetros de aquí, en una fortaleza subterránea. No siempre se ha llamado Ciudad Central, en serio, antes, cuando la gente podía soñar, se llamaba Toribio, creo que así se llamaba, pero Toribio se convirtió en Ciudad Central porque la gente, según contaba mi espeso linaje, perdió imaginación y tuvieron que simplificar las cosas para que el mundo marchara de algún modo. Le cambiaron el nombre a Ciudad Central...

Leer más

1.1

El desierto no ha cambiado mucho en 600 años. Pero el día de hoy veo un perro negro a lo lejos. Irrumpe la tranquilidad de la arena, de aquel pueblo abandonado que se llamaba Garalla y de la torre, especialmente de la torre. En el pasado, antes de convertirme en piedra, mi nombre era Chocolate. Habitualmente miro al cielo pero a veces, con la paciencia de la piedra, muevo mi cuerpo para ver el suelo y pienso en el pasado. Cuento los granos de arena porque no puedo morir. Mi cuerpo se hizo piedra porque en mi última aventura...

Leer más