Etiqueta: internet

Los blogs son un cementerio

Estuve navegando por los blogs que solía leer, y ahora son un cementerio. En aquel entonces, todos querían ser leídos. Sólo permanece gente necia, gente especializada en algo, gente que no lo vomita todo en twitter o en su facebook, con sus amigos que tienen la manita virtual sobre el “Me gusta”. Ahora, de vez en cuando, permiten que la cabeza piense un poco y cada mes publican en su blog. Cada dos meses. Cada tres meses. Les ocurrió algo que no pueden explicar en 140 caracteres. Se llenan de sentimiento y escriben apresuradamente. Lo piensan en módulos breves,...

Leer más

Libreros (8)

Esta mañana salí a caminar y me compré uno de esos cafés jumbos de nescafé que cuestan diecisiete pesos. En el camino, pensaba en mi deseo por escribir un libro de cuentos. Pensé en algunos títulos y los anoté en el celular. Pensé en algunas frases, en algunos personajes, en algunos… El cuento siempre es una posibilidad, una realidad alterna. El librero (en su totalidad), contiene algunas de mis piezas de prosa preferidas. Novelas y cuentos que de vez en cuando saco de ahí y escojo una página al azar para releer. Este es el último librero que se...

Leer más

Culo de gato

Esta noche pensaba en “Culo de Gato”. Así le llamo a uno de los primeros personajes que me encontré en internet hace ya varios años. No tengo la foto a la mano, y la verdad, no fue un descuido el perderla… Quise alejarme lo más posible de ese recuerdo. La foto no es tan turbia, no es un 2girls1cup, tampoco es un goatsee. Hablo de los primeros años del internet, y me parece que “Culo de gato” fue uno de sus primeros valientes. Recuerden que valentía no siempre es un sinónimo de genialidad o trascendencia. “Culo de Gato” era...

Leer más

Las horas tuiteras

Tuve que hacer un desgraciado corte en mis horas tuiteras. Me gustaba leer lo ajeno, esos chispazos de brevedad que todavía me provocan envidia. También, me era agradable enterarme del destino de mucha gente que conocía, que aún conozco, mis amigos en una escala de muchos colores. ¿Qué hacen? ¿Dónde están ahora? ¿Qué tanto han cambiado sus vidas? El puto chisme, las veinticuatro horas, los siete días. En internet todo el tiempo es horario estelar. Leer tanto, y tan poquito a la vez, consumía mis horas, mis cigarrillos, los tres cafés de la mañana, tarde y noche. Mis ojos...

Leer más

Terminé. ¿Y luego qué?

Empecé la novela hace algunos meses y no fue hasta que me puse horarios reales, tangibles, que este último mes pude terminarla. No es una novela… creo que el término indicado es noveleta (¿eso existe? Tal vez, quise decir es “pinche novelita”). Solamente son 47,000 palabras y no tenía la intención de alargarla más. En los últimos capítulos, recuerdo que la recorrí varias veces, despojándola de las palabras inútiles, de la redundancia y aborté la misión de llegar a las cincuenta mil. Ahora, algunos lectores ya la están leyendo y comentando. Al parecer es de un agrado popular aún...

Leer más

Entrevista a Gustavo Arizpe

Entrevistaron a un hombre llamado Gustavo Arizpe y es un lector del Árbol de los Mil Nombres. Su blog es uno de “negocios en internet, innovación, productividad y web marketing. desde 1999”. Gustavo es uno de esos héroes silenciosos, que logró hace muchos años que los blogs tuvieran crecimiento en México, cuando apenas se escuchaba el ruido por la palabra. He tenido el gusto de encontrármelo en persona, y me parece que es uno de esos hombres que constantemente tiene la información en la cabeza, una línea de pensamiento que parece una pelota de pinball que procesa y procesa....

Leer más

Funciona

Curiosamente, el método de meterle horarios a mi computadora para dormirla, poner la música automáticamente y abrir el archivo de la novela, esta funcionando muy bien. La computadora cumple su mitad. Mi parte del trato que es mirar las letras que están en la novela hasta que pueda continuarla. Abro twitter en su modalidad más sencilla, abro el messenger, ignoro facebook y google-fucking-every-service. Después releo el capítulo, me regreso otro más, y procuro que todo esté en orden. Sin embargo, generalmente la novela se escribe sola y me convence de que no me necesita tanto como yo quisiera. Sólo...

Leer más

¡Nueva traducción!

Tuits recientes

Videos recientes

Cargando...