Etiqueta: ficción

1.2

Mi bisabuelo dejó una instrucción: en caso de una calamidad presiona el botón rojo. Parece fácil pero no lo es. El botón rojo se encuentra en Ciudad Central, a unos 1300 kilómetros de aquí, en una fortaleza subterránea. No siempre se ha llamado Ciudad Central, en serio, antes, cuando la gente podía soñar, se llamaba Toribio, creo que así se llamaba, pero Toribio se convirtió en Ciudad Central porque la gente, según contaba mi espeso linaje, perdió imaginación y tuvieron que simplificar las cosas para que el mundo marchara de algún modo. Le cambiaron el nombre a Ciudad Central...

Leer más

La obsesión del prisionero y las mazmorras

Uno de mis géneros preferidos de videojuegos es el de explorar mazmorras, o como le llaman en inglés: dungeon crawler. Hoy en día hay muchas maneras de ver y apreciar estos juegos, de saborearlos, pero en sus inicios se jugaban a través de texto. Podríamos decir que la primera ficción interactiva fue un calabozo y el lector, prisionero, debía buscar entre líneas pistas para encontrar la salida o al menos, si era tenaz, un final satisfactorio. Es un videojuego porque las letras se despliegan en una pantalla, pero es un libro porque el contenido de texto y sus posibilidades son...

Leer más

City of Chains: el cyberpunk vive en las pequeñas cosas

City of Chains El cyberpunk de las pequeñas cosas City of Chains es un proyecto independiente y fue programado en el motor de RPGMaker. Tuve que luchar un poco para configurarlo y para que jugarlo fuera cómodo. Como ya lo he dicho antes: muchas veces depende de la versión de RPGMaker fue construido el juego pero entre más viejo, más problemático son los gráficos, la resolución, las animaciones y los controles; afortunadamente ya tenía un perfil de joystick por ahí arrumbado entre mis configuraciones de Steam (el cuál creo que hice público), pero una vez ocupándome de ello y...

Leer más

Los nombres son el inicio del alma

Publicado originalmente en LJA. Hace unas noches, leí un par de cuentos de hadas rusos porque planeo unas futuras traducciones. En estos cuentos, el protagonista, el más enclenque de los príncipes o un joven apuesto pero pobre (Mario Mercedes Vanka Raskolnikov), suele sobrevivir un proceso de engaños y tribulaciones hasta encontrarse con el destino y su probable felicidad. Lo que me llama la atención es que los cuentos rusos (y algunos polacos), suelen acumular años de descontentos y no sólo presentan a una bruja, o un hada nefasta, sino a veces aparecen hasta dos o tres antagonistas. En un...

Leer más

Nuevas reglas para el Purgatorio

Publicado originalmente en LJA. Esta semana, mientras corría porque yo sólo escribo cuando escribo de correr, pensaba en el Purgatorio. ¿Por qué? ¿Será porque fui fumador muchos años y ahora mis pulmones, en un acto de rebeldía, me hacen sufrir cada paso? ¿O será porque nuestro purgatorio es un país gris, de matices y reinvenciones, de protejamos al niño guapo? Y así solapamos la franqueza de un mentiroso, y adoramos su hartazgo cual si fuera el truco habitual cuando se acusa a alguien de cometer un crimen, y le permitimos seguir gobernando en este pedazo de tierra de lechuzas,...

Leer más

La historia de sus vidas

Publicado originalmente en La Jornada Aguascalientes. El siguiente libro en mi cajón es Stories of Your Life and Others de Ted Chiang. Muchos amigos lo recomendaron efusivamente y aunque había leído un par de sus historias en internet, no me había animado. Pero ya me animé, como payasito operado por monedas, y los fines de semana y algunas noches, sigo con interés a uno de los representantes más chipocludos de la ficción especulativa (Nota: la ficción especulativa es el cajón grandote donde ponemos varios géneros: fantasía, ciencia ficción, horror). He descubierto en Ted Chiang un profundo amor al lenguaje...

Leer más

Los frutos del minotauro

Publicado originalmente en LJA. En mis ratos libres (iba a poner libros, como poeta funky que juega con la lírica de las palabras y las coincidencias, pero todavía me falta vejez como para abandonar algunas vergüenzas), sigo leyendo la novela de Shaw y descubrí cierto desencanto: en algún momento los personajes dejaron de sorprenderme. Claro, tomó tiempo llegar ahí, quizás unas 300 páginas. En la primera parte, el autor construye un laberinto para sus ratones, y estos pican ciertos botones, pero así como en un laboratorio donde el experimento está estrechamente controlado, lo mejor es la primera parte: el...

Leer más

Primavera

Publicado originalmente en La Jornada Aguascalientes. «¿Podría ser un simple insecto cuando la música le producía tal efecto?» Kafka Mira el cartel: “El mejor regalo que puedes dar en esta primavera es la vida”. Después presta atención a las fotos, dedica un rato al contorno de los ojos, de las fosas nasales, de las sonrisas. Pero uno de ellos es sincero. Uno de ellos mira a la cámara, desafiante, expectante. ¿Por qué no lo quitaron de ahí? Se levanta. Camina para ver el cartel más de cerca cuando suena el teléfono. Georgina otra vez. Sigue chingando. ¿Por qué sigue...

Leer más

El recuerdo modifica la experiencia del recuerdo

Publicado originalmente en La Jornada Aguascalientes Hace algunos años, dijo Facebook, tomaste una fotografía de este momento: compártelo ahora. De lo que hablaba Facebook es de una fotografía que le tomé a la fila del Oxxo uno de esos días maravillosos donde sólo había una caja abierta y como seis personas esperando. Me dio un poco de vergüenza que Facebook creyera que mi pequeña crítica al Oxxi como una burocracia diminuta y simulada era un recuerdo valioso pero lo compartí de cualquier manera porque en ese momento me sentí muy irónico, harto sardónico y estaba disfrutando en pleno el...

Leer más

Los libros del 2015

Goodreads ya presentó los resultados de los retos de este año. Pueden ver los resultados de mi reto por acá y si quieren compartir los suyos, adelante. Es una travesura que siempre me ha gustado: mirar los hábitos de lectura ajenos. No sólo descubro cosas así, sino que anoto en una listita aquellos robos que me gustarían leer algún día, bueno, además de los cientos de libros que todavía no he hojeado (creo que en esta casa ya rebasamos los 1200 libros. Sí, tiempo atrás hice las paces: al ritmo que leo, aún cuando es rápido y algo constante, sospecho...

Leer más