Te escapaste por un pelito. El conductor abre la ventana para gritar una grosería que se pierde a 70 kilómetros por hora. Tienes empapados los pantalones, la gabardina y el rostro. Escupes. Maldita suerte. Sacas un cigarrillo y gastas seis cerillos en tratar de encenderlo. El placer de la nicotina no dura mucho, la lluvia es fuerte. Frente a ti, distingues dos entradas y un callejón. La persona que buscas puede estar en uno de esos tres. Si tan sólo recordaras cual. Tiras el cigarrillo mojado y lo aplastas con el pie. Frente a ti, una señora de vestido sastre corre junto con su perro chihuahua para tratar de escapar de la lluvia. Te daría gracia si tu misión no fuera tan urgente. Miras los lugares: el restaurante de Jack, la librería de Orson y el callejón.