• La primera vez que viajé con Odiseo, me molestaba mucho que sus hombres murieran con los artificios de los dioses. Hoy acepto que Odiseo es un héroe y que los hombres que digiere Polifemo en su estómago son simples extras.

  • Odiseo no es cualquier héroe. Mientras que Ayax, Diómedes e incluso Aquiles, tienen la musculatura y el arrojo de cualquier personaje interpretado por Stallone o Schwarzzenegger… Odiseo es inteligente y manipulador. Odiseo, además de tener la educación y el físico de un héroe de su época, aprovecha cada situación para voltearla a su beneficio.

  • (Con esto no quiero decir que los otros héroes sean unos idiotas. Ningún idiota podía ser héroe. Es por eso que Ayax, cuando se descubre ridiculizado ante los otros por hablar con unas cabras… se mata. Era lo menos que podía hacer.)

  • Una de las gracias de Odiseo, es como enamora a tres mujeres: una diosa, una bruja y la hija de un rey. Con algunas se queda, se entrega a las caricias de otras y las manipula a todas para obtener algo a cambio. No promete quedarse con ninguna. Tarda veinte años pero finalmente llega a Ítaca, a los brazos de Penelope.

  • Mientras Odiseo se refocilaba con las caricias de otras mujeres, Penelope estaba muy ocupada tejiendo la chambrita infinita. Se siente un poco de pena por ella, que tiene tanto pretendiente guapo (y patán) en su casa, pero no puede entregarse a ninguno con riesgo a quedar marcada como una traidora.

  • Las rapsodias iniciales que tratan de las aventuritas de Telémaco, la primera vez que leí la Odisea, me parecieron como las aventuritas de Gohan después que se muere Gokú. Aburridas. En esta relectura las aprecié mucho más. La edad, la relectura y las lecturas pasadas proporcionan paciencia para leer y degustar los libros.

  • Es breve el encuentro con los lotófagos, pero sustancioso. Los hombres que tragan flores y se entregan a un sueño perpetuo de olvido.

  • He tenido la oportunidad de comentar que estoy releyendo la Odisea. Algunas personas me han comentado su densidad al verse confrontados en la niñez y adolescencia con el texto. Usan el término para referirse que es una lectura complicada. (Siempre me ha parecido curioso usar “densidad” de esa manera. Lo hicieron un par de veces, por eso pienso en ello). Antes hubiera entendido… hoy que la leo, pienso que es un gran viaje literario que todos deberíamos hacer alguna vez. ¿Será cuestión del vocabulario, del estilo de las frases, de la repetición? ¿Qué hará difícil su lectura?