Mes: septiembre 2005

Exommo

Las vacaciones son largas desde mi punto de vista. Hoy, verdaderamente, disfruté el ejercicio de dormir. En cuánto abrí los ojos sentí la diferencia y me dio, pues, gusto. Estos días me he dedicado a las cuestiones más básicas del ser humano occidental contemporáneo (mamón, pero mejor especificar, porque luego hay más mamones que yo que corrigen a la menor ambigüedad)–: Lavar (trastos, ropa, baño), preparar comida, buscar una maceta para mi cacto, pasear de repente, fumar, bañarme y salir cuando suena la campanita del camión de basura. Paso tiempo de calidad con mi hermano, o eso quiero creer, si es que tiempo de calidad consiste en jugar playstation2 durante gran parte de la tarde y, a veces, salimos a caminar. La vida secundaria: jugar videojuegos, mirar la tele y leer blogs. Y antes de todo eso, antes de la base, hay una meta base, una hiperbase, un átomo o un núcleo. Debe ser eso que te dice que abrir los ojos y sentirse bien al despertar, que realmente descansaste cuando dormiste, es bueno. Obviamente, al tener una vida tan hogareña y tan sedentaria –todo un amo de casa–, me ha quitado cosas de las cuales escribir en el día. Ya no puedo escribir de modelitos con el culo parado, ni de argentinos seductores, ni de productores que se meten coca hasta el cerebro. Mis ventanas, las gemelas y...

Leer más

Bliniriego

It’s Only When I Lose Myself in someone else Then I find myself I find myself It’s Only When I Lose Myself in someone else Then I find myself I find myself Something beautiful is happening inside for me Something sensual, it’s full of fire and mystery I feel hypnotized, I feel paralized I have found heaven There’s a thousand reasons Depeche Mode, “Only When I Lose Myself”. Bob, el cacto, descansa en mi hombro derecho cual vil loro. Desde que nos mudamos se ha dormido y no ha querido abrir los ojos –soñando con mi pasado Tsef Thaed,...

Leer más

Parkuk

En este departamento no se puede fumar porque uno de los tíos es muy sensible con los olores y es bien sabido –no por los propios fumadores–, que el olor del cigarro es, pues, bien pinche apestoso. Así que para conservar la santa calma, la paz y la estabilidad en las relaciones diplomáticas, salgo a fumar un cigarro a la entrada del departamento, la cual esta enrejada. Viví en esta Unidad durante creo que unos diez años, hasta que me mudé a la Narvarte y ahora que estoy de vuelta, siento que han pasado otros diez años. Algún día entenderé porque mi percepción del tiempo es tan particular (una manera de decir “mamona”) y porque siempre soy un anacrónico con la sociedad. De todas maneras así lo disfruto… la anacronía en mí, es una nostalgia hasta porque pasa una mosca, vieja compañera, y es un mal necesario, al menos para alguien que gusta del arte o se la vive coqueteando con él. Sufrir de nostalgia y melancolía es parte de mi misma vida. La anacronía es una enfermedad depresiva y a veces, en ella se consigue el éxtasis iláptico (el lector avispado se dará cuenta de la redundancia, de la constante redundancia). Una sensación que todo esta bien… como maniático hay que vivir. La oración anterior contiene muchas palabras domingueras que se leen mejor si no se sabe que...

Leer más

Quelovu

La quijada hace un pequeño click si la abre demasiado y le pasa algo que no entiendo muy bien: se le atora, se le queda de una determinada forma y pasa rato abriendo y cerrando la boca para re-acomodarla. Por eso no aguanta mucho con mi miembro en su...

Leer más

Basqué

Guadalajara. Estuve muy poquito tiempo, comparado con la vez anterior y el tiempo estuvo muy contado. Aunque no lo disfruté como la primera vez, me dio un enorme gusto volver a ver a la hueste bloguera en Guadalajara. Para poder platicar con todos ellos y tener una visita provechosa, tendría que quedarme una o dos semanas… tal vez haga planes para ello, nada más que vuelva a tener un trabajo o una entrada de dinero. Por el momento, me quedo con el agradable recuerdo y con las charlas en messenger. Además, tengo muchas ganas de visitar el pueblo de Tequila para comprarme mi botellita certificada universalmente como te-qui-la. Aún falta por hacer muchas cosas, ya recuperé uno de los discos duros que tenía en mi antigua máquina… el disquito tenía mis viejos archivos personales. Una que otra foto porno, nada del otro mundo. Oh, y unos cuarenta y tantos gigas de música que estoy pensando en borrar o en seleccionar para dejar sólo lo que me guste (aquello que pueda poner en el iTunes y no choque con mis momentos o mi supuesta concentración). Aún no recupero los textos que estaba trabajando, pero mañana eso se hace sin problemas. Todavía debo arreglar un poco la habitación y corretear uno que otro camión de basura, para recuperar un espacio vital tan necesario. Debo comprar un recogedor, porque en esta casa...

Leer más

Atribas

Y les dije que me iba, les prometí que no sería por mucho tiempo. ¿Qué pasaron? ¿Dos semanas? ¿Hicieron quinielas? ¿Ya decían ustedes? ¿Creían que la B se quedaría por tiempo indefinido? Sepa, ella seguirá publicando de vez en vez y yo, pues ya tengo recursos para seguir escribiendo. El que regrese no quiere decir que publicaré todos los días… aún tengo que “trabajar” en muchas cosas, específicamente los escritos pendientes que quiero dejar listos para uno que otro concurso. No sé si los voy a ganar, pero eso no importa… finalmente, si lo gano es un extra que no esperaba o con el que no contaba. A ver qué tal me va. Oficialmente, he dejado de trabajar en Carrillo Casting. Eso ya lo sabían, pero ayer o antier o anti-antier sentí el efecto post-traumático (mamón)… abrí los ojos y miré el techo, blanco (sin albur) y pensé–: Wow, no tengo nada que editar. Wow, no sube nadie a despertarme para trabajar. Wow, igual y hoy puedo salirme a tomar un café sin pensar que en cualquier momento me darán el orden de edición y ay dio’. Ahora pienso–: ¿Y con qué varo me voy a salir a tomar el café? Pero eso sí, comida no falta, techo donde dormir tampoco y puedo contar con una que otra coca(cola) patrocinada por mi familia. Es más que suficiente por el...

Leer más